Parvovirus durante el embarazo

Compártelo!

Los riesgos del parvovirus durante el embarazo incluyen:

  • Aborto involuntario.
  • Anemia en el feto.

Afortunadamente, muchas mujeres ya son inmunes al virus, y el riesgo de transmitir la infección a través de la placenta al feto es muy bajo.

Más del 50 por ciento de las mujeres tienen inmunidad al virus, probablemente porque ya sufrieron la enfermedad de niñas. La inmunidad de las madres protege el feto. Una mujer que está preocupada por si ha estado expuesta al virus durante el embarazo puede realizarse un análisis de sangre. La prueba determinará si ha estado expuesta al virus recientemente, así como si se ha desarrollado inmunidad a partir de una infección previa.

Si una mujer no inmune está expuesta al parvovirus en el embarazo, hay una posibilidad del 33 por ciento de que el virus pase a través de la placenta al feto. Por lo general, el riesgo de daño a un feto expuesto al parvovirus es mayor en las primeras 20 semanas de embarazo. Estos fetos pueden desarrollar hidropesía fetal, un caso severo de anemia, que puede conducir a un aborto involuntario. En algunos casos, el bebé puede nacer muerto.

El aborto Involuntario generalmente ocurre sólo en un 5 por ciento de los casos de parvovirus en el embarazo. Si la madre se expone más adelante, después de 20 semanas del embarazo, el bebé no estará en riesgo. El parvovirus en el embarazo no causa otros problemas, como defectos de nacimiento o retraso mental en el bebé.

Después de un análisis de sangre que confirma que una mujer ha estado expuesta al parvovirus, el médico controlará el feto mediante una ecografía para buscar evidencias de hidropesía, así como una placenta ampliada o un exceso de líquido amniótico. si se detecta que el feto puede estar en riesgo, el médico extrae una pequeña muestra de sangre del feto para detectar si hay anemia. La anemia puede ser tratada con una transfusión de sangre de la madre si es necesario.

Es difícil prevenir la exposición al parvovirus, durante un embarazo. Muchas personas con el virus no muestran síntomas hasta que ya han sido contagiosa durante unos días, y algunos nunca presentan síntomas en absoluto. Una mujer embarazada debe evitar compartir vasos y utensilios, y debe lavarse las manos con frecuencia.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí